Los avances en este campo permiten comprobar todas las trayectorias generadas en el ordenador antes de poner en máquina, ahorrando tiempo y aportando más seguridad al trabajo realizado, además de evitar errores que pueden llegar a ser catastróficos, sin duda, para el mecanizado de producción, la simulación de mecanizados en 3D es una de las herramientas que más rápido de amortizan.